Aquí escribo lo que siento, ahora que soy capaz de sentir, y de escribirlo.


Los conjuros que me gustan...

NUESTRA MEMORIA ES FRAGIL, NUESTRA VIDA ES MUY BREVE. TODO PASA TAN RÁPIDO, QUE NO PODEMOS ENTENDER LA RELACIÓN ENTRE LOS EVENTOS.

Chao pequeñita

jueves, 13 de agosto de 2009

2 comentarios Vínculos a esta publicación


Hoy es un día de mucha tristeza para mí. Lulú, una peludita que vi crecer y que me dio muchas alegría murió hoy.
Muchas personas se preguntan por qué la muerte de una animalito puede afectar tanto a una personas. Ellos no lo entienden, pues no han tenido la felicidad de tener el mejor amigo y compañero que la vida puede darte. Ese animalito que a veces vemos con indiferencia es el ser con la capacidad de amarnos incondicionalmente, es aquel que nunca nos engaña, que nunca nos juzga, que siempre y honestamente se pone feliz de vernos o espera nuestro regreso con ansiedad. En mi vida he tenido muchos compañeros de esos, pues afortunadamente me enseñaron a cuidarlos, quererlos y respetarlos como seres que sienten y comparten nuestro paso por este mundo, llenándolo de ternura y lamiditas. Esa era Lulú, una pequeñita llena de ternura, alegría, una preciosa saltarina incansable. Ahora estará en el cielo, quienes van a merecerlo más que esos seres solo capaces de amar. Chao pequeñita, te vamos a extrañar.

LA TIERRA NOS SUPERARÁ

miércoles, 12 de agosto de 2009

1 comentarios Vínculos a esta publicación

Hace unos días vi un programa que me dio mucha paz, una paz extraña, una rara satisfacción. Hacían un recuento de la historia de nuestro planeta, desde lo más lejano de su posible creación; hablaban de las curiosas coincidencias en su historia de precisos desastres y cambios, de su distancia perfectamente adecuada del sol, de la ubicación protectora de Júpiter, de la llegada de la vida a nuestra tierra y de su evolución; su lento y hermoso proceso. Luego hablaron de las especies que han vivido y poblado este mundo, como cada uno ha tenido su tiempo y su término, y como todo se dio para nuestra llegeda a este punto de "evolución". Bien es cierto que somos mucho más evolucionados, por lo menos tecnológicamente hablando que los dinosaurios, pero la verdad, es que no podríamos sobrevivir a una catástrofe como la que los aniquiló a ellos.

Luego se preguntaron, acaso la tierra es capaz de recuperarse al paso de los humanos?, y la siguiente imagen fue una espesa selva, en su interior, una pirámide de los Mayas, esa pirámide fue el centro de una inmensa civilización y ahora, la tierra ha reclamado ese espacio. Hablaban de cómo estamos contaminando nuestro planeta, como dañamos su atmósfera, como maltratamos y acabamos con su fauna y flora, como contaminamos el agua, vital para nosotros; en conlcusión, somos la peor catástrofe que ha sufrido este planeta; así que cuando decimos que tratamos de salvar nuestro planeta, en realidad lo hacemos por nosotros, pero nuestro gran ego nos nos deja ver la realidad.

Al final hacen un comentario que fue el que me llenó de esa extraña paz, LA TIERRA NOS SUPERARÁ, la dañaremos mucho, hasta que nuestra existencia sea imposible, o en mi opinión, antes que el planeta acabe con nosotros, lo haremos nosotros mismos, la guerra no demora y será tan funesta que al fin acabaremos con nuestra propia especie, y es en ese momento que la tierra empezará su recuperación, talvez tarde millones y millones de años, pero logrará hacerlo, como siempre lo ha hecho; y las especies que maltratamos, acabamos y lloramos hoy, serán reemplazadas por otras y este hermoso planeta renacerá de nuevo con más belleza y vida.

TOMATES VERDES FRITOS

lunes, 10 de agosto de 2009

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Tomates verdes fritos (originalmente, en inglés, Fried Green Tomatoes) es una película estadounidense de 1991, basada en la novela homónima de Fannie Flagg, y dirigida por Jon Avnet.

Tomates verdes fritos es un melodrama en el cual se presentan anécdotas del pasado que se enlazan en el presente a cada momento.
Es una de esas películas viejas, que veo una y otra vez y siempre me encanta.
Es una evocación a la amistad, a la autoestima a esos recuerdos que guardamos en el corazón, que siempre nos acompañan, y que nos dibujan una sonrisa en el rostro.
Dirán que es una película para niñas, pero para los hombres sensibles también cae bien.