Aquí escribo lo que siento, ahora que soy capaz de sentir, y de escribirlo.


Los conjuros que me gustan...

NUESTRA MEMORIA ES FRAGIL, NUESTRA VIDA ES MUY BREVE. TODO PASA TAN RÁPIDO, QUE NO PODEMOS ENTENDER LA RELACIÓN ENTRE LOS EVENTOS.

Los Reyes Malditos (Maurice Druón)

jueves, 28 de junio de 2007

0 comentarios Vínculos a esta publicación

No se puede decir haber conquistado a un hombre por haber pasado unas horas con él en el mismo lecho, como tampoco se es dueño de una fiera por haberla comprado y observarla a través de los hierros de una jaula. La posesión no crea el poder. Sólo se es dueño de una fiera, cuando ésta obedece las órdenes de su amo. .


miércoles, 13 de junio de 2007

1 comentarios Vínculos a esta publicación

Las personas dejan huellas en nuestra vida, pero las huellas más significativas no son las de las personas que llegamos a amar, sino las de las personas que nos amaron verdaderamente..


domingo, 10 de junio de 2007

1 comentarios Vínculos a esta publicación

En este momento pienso en tí, y entonces, quisiera transformarme en viento, y si así fuere, llegaría ahora como brisa fresca y tocaría levemente tu ventana.
Y si tú me escuchas y me permites entrar, estaré junto a tí.
Voy a rozar tus cabellos, a soplar despacio en tu oido, y envolverte en mi cariño.
Pero yo no soy viento...
Ahora sólo soy pensamiento y estoy pensando en tí.
Y si ahora abres tu ventana, yo estoy llegando a tí, ahora...en este momento..., en pensamiento...en el viento.


0 comentarios Vínculos a esta publicación

Yo necesito
una mano suave para mi mano,
un brazo que apoye mi cuerpo,
un rostro para mi sueño,
un alma tierna para mi corazón tristón,
un hombre para mi deseo,
pero dentro de mí no hay nada.

Mi corazón late,
tiembla.
En mi pecho tiembla mi corazón tristón,
el triste fin del sueño,
de añoranzas de la persona que se fue
cerrando la puerta sin decir,
hasta pronto, un beso, vuelvo más tarde.


sábado, 9 de junio de 2007

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Hay tantas tormentas a mi alrededor que sólo en mi interior encuentro paz. Supongo que ese es el precio de estar en medio.


0 comentarios Vínculos a esta publicación

Cuando miras la vida en profundidad descubres un balance que escapa a las miradas superficiales.
Eso que llamas pobreza o riqueza está mejor distribuido de lo que crees si no te limitas a lo material.
En ese sentido se aplica siempre la ley de la polaridad en la que se unen los opuestos o contrarios.
La vida es una rueda con un constante sube y baja y no es raro que hoy te falte lo que ayer derrochaste.
Otro símbolo de la vida es la puerta que, al mismo tiempo, sirve como entrada y salida.
Piensa en la ley de la polaridad y aprende a unir los contrarios en lugar de enfrentarlos.
Recuerda que a la mente le fascina clasificar, juzgar y esperar, pero la luz está en unir y balancear.


La Ley de los Varones (Maurice Druon)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Su ansiedad de morir se transformaba al momento en debate jurídico con la divinidad.
"Los doctores no aseguran -- pensaba aquella mañana -- que, después de la muerte, las almas de los justos gozan inmediatamente de la visión beatífica de Dios, que es su recompensa. De acuerdo... Pero las escrituras nos dicen también que, llegado el fin del mundo, cuando los cuerpos resucitados se hayan reunido con sus almas, seremos juzgados en el Juicio Final. Hay en esto una gran contradicción. ¿Cómo puede Dios, omnipotente, omnisciente y perfecto, juzgar dos veces el mismo caso en su propio tribunal y apelar su propia sentencia? Dios es infalible, e imaginar una doble sentencia por su parte, lo que implica revisión y posibilidad de error, es a la vez impío y hereje...Además, ¿no combiene que el alma entre en posesión del goce de su Señor hasta el momento en que, reunida con el cuerpo, ella misma sea perfecta en su naturaleza? Luego... luego los doctores se equivocan. Luego no puede haber beatitud propiamente dicha ni visión beatífica antes del fin de los tiempos y Dios sólo se dejará contemplar después del Juicio Final. Pero hasta entonces, ¿dónde se encuentran las almas de los muertos? ¿No iremos a esperar sub altare Dei, bajo ese altar de Dios del que nos habla San Juan en el Apocalipsis?. Porque si el paraíso está vacío -- se decía -- eso cambia singularmente la situación de los que declaramos santos o bienaventurados... pero lo que es cierto para las almas de los justos, forzosamente lo es para las almas de los pecadores. Dios no podría castigar a los malos antes de haber recompensado a los buenos. El obrero recibe su salario al final de la jornada; en la última hora del mundo el buen grano y la cizaña serán separados definitivamente. Actualmente ningún alma habita en el infierno, puesto que no se ha pronunciado la condena. Esto quiere decir que, de momento, el infierno no existe..."
Esta postura era más bien tranquilizadora para cualquiera que pensara en la muerte; retrasaba el vencimiento del plazo del supremo proceso sin eliminar la perspectiva de la vida eterna, y concordaba con la intuición, común a la mayoría de los hombres, de que la muerte es una caída en un gran silecio oscuro, una inconsciencia indefinida... una espera sub altare Dei.


Independencia

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Ymuero porque no muero..., ¡Eterno placer amargo éste del amor! .Perpetuo deseo de poseer tu alma, siempre seremos tú y yo; siempre, a pesar de que mis ojos miren de muy cerca a tus ojos, habrá un espacio en donde cada uno se forme una imagen mentirosa del otro... ¿Cómo es posible entender lo que sientes al oir aquella música, si mi alma es distinta de la tuya? ¡ Egoísmo amargo este del amante: Querer ser uno donde hay dos; querer luchar con el espacio, con el tiempo y con el límite!


Insomnio

0 comentarios Vínculos a esta publicación

¿Qué es el insomnio sino la obstinación maniaca de nuestra inteligencia en fabricar pensamientos, razonamientos, silogismos y definiciones que le pertenezcan plenamente, qué es sino su negativa de abdicar en favor de la divina estupidez de los ojos cerrados o de la sabia locura de los sueños?
(Memorias de Adriano)


Deshielo

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Nunca mayor quietud se vio en la muerte.
Ni frío más glacial que el de esta mano.
Que tú alargaste al espirar, en vano.
Y que cayó en las sábanas, inerte.
¡Ah...yo no estaba allí! Mi aciaga suerte
no quizo que en el trance soberano,
yo pudiera estrecharte... y retenerte.
Al llegar me trajeron tus despojos;
cogí esa mano espiritual y breve
y la junté a mis labios y a mis ojos...
Y en ella, al ver mi llanto que corría,
pensé que aquella mano hecha de nieve
en mi boca al calor... se derretía.


Shibumi (Trevanian)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

El espeólogo se enfrenta con las erosiones de los nervios y los temores primitivos. La bestia primitiva que mora en lo más íntimo del hombre, más allá de la lógica, más allá de la inteligencia. Teme a la oscuridad. Teme hallarse bajo el suelo, ese lugar que él siempre ha llamado la morada de las fuerzas malignas. teme estar solo. Teme quedarse atrapado. Teme el agua, de lo que, en tiempos antiguos, él salió para convertirse en hombre. Sus pesadillas más primitivas le hacen caer en la oscuridad, o errar perdido por laberintos de un caos desconocido.


Nocturno (Silva)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Una noche,
una noche toda llena de murmullos, de perfumes y de música de alas,
una noche,
a mi lado, lentamente, contra mí ceñida, toda, muda y pálida, como si un presentimiento de amarguras infinitas hasta el fondo más secreto de tus fibras te agitara.


¿Que es un fantasma?

0 comentarios Vínculos a esta publicación

  • Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez.
  • Un instante de dolor quizá.
  • Algo muerto que parece por momentos vivo aún.
  • Un sentimiento suspendido en el tiempo.
  • Como una fotografía borrosa.
  • Como un insecto atrapado en el ámbar.

Shibumi (Trevanian)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

El camino estaba cubierto por una capa de hojas de flor que flotaban cayendo por todas partes, muriendo en su momento de mayor belleza.


Aléxandros (Valerio Massimo)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Somos como los que se sientan delante del vivaque en una noche invernal: su rostro está iluminado y su pecho es calentado por el fuego, pero a sus espaldas reina la oscuridad y el frío.


Ajedrez

0 comentarios Vínculos a esta publicación

Un jugador de categoría posee don para concebir posibilidades esquemáticas abstractas; sentido de poesía matemática a cuya luz se cristaliza en capullos geométricos el caos infinito de probabilidad y permutación bajo la presión de una intensa concentración; implacable foco de fuerza sobre la debilidad más sutil de un contrincante.


Shibumi (Trevanian)

0 comentarios Vínculos a esta publicación

E
l "Shibumi" tiene que ver con un gran refinamieto fundamental bajo una apariencia corriente. Es un concepto tan correcto que no tiene que ser audaz; tan sutil, que no tiene que ser bonito; tan verdadero, que no tiene que ser real.
Es comprensión más que conocimiento.
Silencio elocuente. Es modestia sin recato. Es elegante simplicidad, brevedad articulada. Es un sociego espiritual que no es pasivo; es el ser sin la angustia de la conversión. Es autoridad sin dominio.
No se logra, ...se descubre.


Sólo Para Mí...

0 comentarios Vínculos a esta publicación

I


Fortaleza y resistencia que soporta, que demuestra y configura, que enfrenta, lucha y obtiene... espacio de confianza por la determinación, la decisión, que se mantiene y controla, que deja en su sitio sin importar el pesar... pero hay calidez, hay cariño y ternura en lenguajes y formas sutiles, ocultas, persibibles selectivamente, luz que se distingue entre la luz, oscuridad que oculta y resalta... suavidad en movimiento y aroma, en lo que se percibe cuando se adentra mas allá de lo diario, de las palabras y de las miradas...

II

Trigueña y suave que se extiende por toda la superficie, lisa, delicada y armoniosa... colores claros, tierras y grises que encantan y envuelven, que transmiten calidez, alegría, confianza, determinación, que entristecen en momentos, que sonrojan a desprevenidos y que acusan a culpables, son una partecita de la verdadera alma... liso, muy liso y negro, muy negro y en su sitio, siempre en su sitio, con el largo que mueve y atrapa, que realza y embellece... pequeñas y suaves, delgadas, delicadas, que recorren, que manifiestan su ternura atrapada y su cariño reservado...